Viernes Santo.

Llueve con insistencia sobre este viernes santo. Sobre el mundo que sueño y sobre este tejado que mi mente proyecta en un anhelo baldío de protección. El agua alimenta la multiplicidad de las imágenes a las que aún confuso otorgo actualidad. Pero yo sé que miento.
Serenamente, callado, en pefecto sosiego, reconstruyo los rostros que partieron, las palabras que el huracán del tiempo destrozó, los silencios donde la voz real esta vibrando. Pero yo sé que miento mientras llueve.
Entro furtivo más allá de las puertas de la infancia. Desempolvo las fotos de familia, los apuntes de amor que nunca fueron más que la cara oculta del odio y la miseria, desciendo hasta el desván de la memoria. me paro ante el cristal de los reflejos. Allí vuelvo a mentir.
Regreso. Con la mirada exhausta y el corazón de sombras.
Sobre las flores del jardín el agua está ensayando banalmente deseos de permanencia.

Anuncios

Una respuesta a “Viernes Santo.

  1. María Elena Cruz Varela

    Bueno, así me siento yo, claro tú y yo ya no somos y sabemos que no somos lo que creíamos ser. Hace un rato, una pregunta salió dl fondo de mi ser, más un reclamo un grito: ¿Para qué quiero estar, o creer que estoy, en un mundo que Dios no creo? Quiero estar en el que de verdad nos pertenece. Entonces, por primera vez, toda la profundidad, toda la estupidez, todo el horror del error original se me vino encima. Gracias, poeta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s